SILLAS DE BEBÉ PARA EL COCHE

Hola compañeros y compañeras, bienvenidos de nuevo a nuestro blog, hoy queremos contarte algo sobre uno de los elementos más importantes de cara a la seguridad de tu hijo, las sillas de bebé para el coche.

No vamos a engañarnos, la elección de la cuna, de la trona (aquí te dejo un análisis que hemos hecho sobre tronas, por si le quieres echar un vistazo), del cambiador, la bañera y otros elementos para el equipamiento de nuestro hogar, son super importantes, pero por encima de todo ello está la seguridad de nuestro bebé.

Así que te aconsejo que te quedes hasta el final, porque vamos a ver qué alternativas tenemos, a qué nos obliga la ley y cuál es nuestra recomendación.

¿QUÉ SON LAS SILLAS DE BEBÉ PARA EL COCHE?

Las sillas de bebé para el coche son los sistemas de seguridad pasiva más importantes con los que cuenta tu bebé en caso de accidente.

Según la Organización Mundial de la Salud (te dejo el link) entorno a 1,35 Millones de personas mueren al año por accidentes de tráfico.

Además los accidentes de tráfico suponen la principal causa de muerte de niños y jóvenes entre 5 y 29 años.

Por último y más importante la OMS añade que los sistemas de sujeción para niños podría reducir la mortalidad en un 60% y en un 80% la probabilidad de sufrir una lesión grave.

Con estos datos en la mano, es de vital importancia elegir una buena silla para el coche, con la que tu bebé vaya cómodo y sobre todo seguro.

¿QUÉ LÍO HAY CON LA NORMATIVA VIGENTE?

A ver, no es mucho lío, o bueno quizás sí, pero lo vamos a aclarar enseguida.

El caso es que en la actualidad conviven 2 normativas distintas. La antigua denominada ECE R44/04 y que clasifica las sillas de bebé para coche en grupos en función del peso del niño o la niña:

 

  • Grupo 0/0+
  • Grupo I
  • Grupo II
  • Grupo III

Esta normativa se mantiene en vigor, junto con la nueva normativa, como período de transición, para que los fabricantes puedan adaptarse a las nuevas normas de homologación.

Y por otro lado tenemos la nueva norma que es la ECE R129 ó i-Size, que es la que clasifica a las sillas para el coche en función de la altura del niño.

El objetivo de esta nueva norma es la de aumentar los estándares de seguridad, mediante el uso unificado del anclaje Isofix, la implantación de unos test de seguridad por impactos laterales y amplía la obligatoriedad de llevar a los niños a contramarcha hasta los 15 meses, aunque las recomendaciones son hasta los 4 años.

¿ES TAN IMPORTANTE QUE EL BEBÉ VAYA A CONTRAMARCHA?

Aquí la respuesta es clara y rotunda: por supuesto que sí.

De hecho nuestra recomendación desde pequecuidados es, que el nene o la nena vayan a contramarcha el mayor tiempo posible, es decir, si tu hijo tiene más de 4 años, pero va bien ubicado, cómodo y su tamaño le permiten ir a contramarcha continúa, hay recomendaciones de hasta los 7 años, siempre y cuando sea posible.

Te dejo un vídeo muy cortito que te lo explica.

Sin entrar mucho en cuestiones técnicas, básicamente el hecho de ir a contramarcha hace que en caso de choques frontales o fronto-laterales, sea la propia silla la que absorba el desplazamiento del niño, ya que el niño se hundiría en la silla, repartiéndose todo su peso en el respaldo de la silla.

En caso contrario, en el que el niño viajase en el sentido de la marcha, saldría despedido hacía delante con las posibles lesiones que le ocasionarían un latigazo cervical

¿Con ésto queremos decir que se eliminen todos los riesgos en los accidentes de tráfico?.

Por supuesto que no, de hecho a contramarcha aumentan ligeramente los riesgos provocados por impactos traseros, pero por regla general, suelen ser menos graves que los frontales, con lo que el balance final, bajo nuestro punto de vista, es muy positivo en favor de la contramarcha.

MI HIJO SE MAREARÁ YENDO EN LA SILLA A CONTRAMARCHA

Este es un tópico muy recurrido, ya que, sí puede haber personas que se mareen yendo en el sentido contrario a la marcha, como puede pasar en trenes o autobuses.

Pero esto obedece principalmente a la costumbre, gente que está acostumbrada durante mucho tiempo a ir en sentido de la marcha, se puede marear yendo a contramarcha.

Pero si el bebé va desde el principio a contramarcha esto no ocurrirá, por regla general, y no olvidemos que hay mucha gente que también se marea yendo en el sentido de la marcha, con lo que esta afirmación carece de fundamento.

MI HIJO SE ABURRIRÁ YENDO A CONTRAMARCHA Y NO VERÁ NADA

bebé aburrido

Esta afirmación se desmonta con el mismo argumento que la anterior.

Si la costumbre ha sido, que desde el principio el niño o la niña viajen a contramarcha, no conocerá otra manera de viajar y no podrá comparar el viaje, con lo «divertido» que hubiera sido, viajando en el sentido de la marcha.

Además hay algunas maneras de entretener a tu hijo, cuando viaja a contramarcha: música, canciones, tablets o pantallas que se instalan en el reposacabezas trasero para que puedan ver dibujos.

Y con respecto a lo de que no verá nada, realmente tampoco es que vea mucho mirando hacia delante, ya que el asiento delantero se lo impedirá, podrá mirar por la ventanilla y eso puede hacerlo vaya a contramarcha o vaya en el sentido de la marcha.

Aquí te dejo algunas utilidades que serán importantes para superar el posible aburrimiento de tu hijo, te he puesto 3 soportes distintos para tu móvil o tablet y 2 reproductores bastante curiosos y bien de precio que funcionan tanto con dvd, como con tarjeta SD o un USB. Con esto te garantizas algunas horas de entretenimiento, pincha y descúbrelos.

A MI HIJA NO LE CABEN LAS PIERNAS YENDO SENTADA ASÍ

Cada fabricante de sillas de bebés te muestra en la descripción de su producto el tamaño máximo para el que el niño va cómodo. Simplemente échale un vistazo y te haces a la idea de cuando desaparece el confort.

Te dejo una tabla orientativa de pesos y alturas aproximadas para que te hagas una idea, insisto orientativas.

Por ello si eliges alguna silla a contramarcha que admitan niños hasta 105 cm de altura, sabes que más o menos tendrás silla hasta los 4 o 5 años.

 

NO VERÉ A MI HIJO DURANTE LA CONDUCCIÓN

Esta es una de las preocupaciones más extendidas entre los padres y madres, aquí tengo que decir que son muchas las ocasiones en las que el bebé va acompañado detrás por alguien, bien sea la madre o el padre o algún hermanito.

Para los casos en los que esto no ocurra y el bebé vaya solo, hay unos espejos retrovisores que se instalan en el reposacabezas trasero y te dan una buena panorámica de tu bebé y lo que va haciendo.

Te dejo unos enlaces para que les eches un vistazo, la verdad que para lo que cuestan son bastante útiles:

CONCLUSIONES

Bueno hasta aquí os hemos comentado que es una silla de bebé para el coche, un poco de normativa al respecto, la importancia de una silla a contramarcha mientras las circunstancias lo permitan y algunos aparatillos que os pueden hacer más amenos los viajes.

En el siguiente post os haremos un pequeño resumen de qué alternativas tenemos en el mercado en función del grupo al que pertenezca la silla y os recomendaremos, las que a nuestro parecer, son las mejores en su terreno con la mejor relación calidad precio.

En cuanto lo tengamos elaborado os pondremos AQUÍ un enlace directo al post.

Espero que hayáis disfrutado leyendo sobre el artículo lo mismo que hemos disfrutado nosotros al escribirlo y que os haya sido útil, si tienes alguna recomendación o sugerencia no dudes en dejarla en los comentarios o si prefieres nos puedes mandar un mensaje a través de la sección de CONTACTO.

Hasta otra papás y mamás.

1 comentario en “SILLAS DE BEBÉ PARA EL COCHE”

Deja un comentario